24 enero 2006

Fortaleza o debilidad

No es la primera vez que me dicen que a mucha gente le gustaría ser tan fuerte como soy yo, en el sentido emocional de la palabra. Yo me pregunto si merece la pena. Una persona "débil" tiene una capacidad para apoyarse en otras personas y de contar sus problemas, que yo, personalmente, envidio. En cambio, el "fuerte", sí, a la visión de los demás, nada le afecta, todo lo aguanta bien y es casi imposible hacerle daño. Pues no, idea equivocada. Lo que me gustaría a mí poder tener la capacidad de mostrar mi tristeza o mis problemas, y no mostrar sonrisas como si no me sucediera nada. Lo que me gustaría no estar siempre ayudando y escuchando a los demás en sus problemas y por una vez decir que YO tengo uno, y que me escuchen a mí. Pero ya ves, no puedo, prefiero comerme con patatas mis problemas... No sé si es que soy bueno o si simplemente soy gilipollas, pero soy así, no me puedo cambiar.

3 Comments:

Blogger Aldebarán said...

Ya veo que compartimos algo más que el nombre, mi querido tocayo.

¡Ánimo!

26/1/06 23:20  
Blogger Aleora said...

Yo pienso que nadie es duro y nadie es débil... todo el mundo tiene su parte fuerte y la no tan fuerte. Y si en verdad escuchas todo el tiempo a la gente y nunca haces saber de tus inquietudes, es porque al fin y al cabo, dentro de ti, sabes que esa persona no te va a escuchar como tú necesitas. Creo que cuando no contamos nuestras cosas es por miedo a que no sepan escucharlas.

Sabes que tienes alguien que si sabe hacerlo, o por lo menos lo hace lo mejor que puede, y desde mi punto de vista, esta encantada en hacerlo. No dudes nunca en avisarla que siempre tendra tiempo para escucharte.

Un saludo.

27/1/06 11:37  
Blogger El Alde said...

Tocayo:

Me alegro de que no sólo el nombre sea lo que tengamos en común. Gracias por pasarte por aquí!

Aleora:

¿Pero qué quieres que te diga? ¿Qué te adoro? Pero si ya lo sabes tonta... Lo nuestro sí que es amistad, y lo demás son tonterías. Un beso

28/1/06 22:50  

Publicar un comentario

<< Home