28 febrero 2007

Viaje hasta Oxford para estar con Todas las almas

Hay veces que compras un libro sin tener intención de hacerlo, porque no vas a eso, sino a hacer compras navideñas a un centro comercial. Pero me topé en los estantes de libros, había muchos de Javier Marías, y una sensación interior me hizo regalarme algo de este escritor. Escogí Todas las almas, una de sus novelas mas famosas, y me encontré con algo diferente a todo lo que había leído, un relato sin argumento continuo, sin una trama concreta, simplemente una experiencia de dos años en una ciudad inglesa en donde recuerda a todas las almas (y sus historias) con las que se encontró durante su estancia allí. Un recuerdo en el que el protagonista sin nombre recuerda esos meses como profesor en la universidad de Oxford, al que Marías dota de características suyas pero sin ser él (aunque sí estuvo también dos años allí), y en donde mezcla personajes ficticios con otros con rasgos de algunas almas con las que allí estuvo.

He de decir que el libro no me fascinó tanto como por ejemplo fascinó a Angéline, pero me gustó. Es un libro distinto. Esa forma de relatar algo con retazos de historias propias del protagonista durante su vivencia, con recuerdos e historias de las almas que componen la obra, hacen que sea algo digno de leer, una forma de hacer literatura sin tener una necesidad última de contar algo con la estructura típica de los libros. Eso fué lo que más me gustó, además de los dos personajes principales: Clare Bayes y Cromer-Blake. Aunque existe un personaje principal, que es la piedra angular de todo, éste y la estancia real de Marías en ese lugar, me parecen mas bien una exucusa para crear una novela coral, donde las historias-vivencias-recuerdos de unos cuantos personajes-almas, se entrecruzan para hacer reflexiones sobre el amor, la vejez y los recuerdos, lo políticamente correcto, la vida en una ciudad diferente y las sensaciones del "emigrante", la amistad, la muerte inminente y la no tan inminente, la literatura y un largo mas de etcéteras que ahora no consigo recordar. Maldita cabeza la mía.


Oxford University (Von Wolfgang Steiner)


Bayes es una mujer con carácter, con las cosas muy claras, que quiere ser invulnerable, no quiere sufrir, y forja una personalidad muy fuerte y muy coherente. Huye de los típicos estereotipos de las relaciones de pareja (comprobable en su relación amorosa con el protagonista) y de las relaciones madre - hijo, padre - hija. Veo muchos caracteres similares a la mujer actual, como el ser alguien independiente, fuerte, y que intenta no ser la típica mujer debilucha y sentimental que muchas veces vemos en otros libros. Cromer-Blake cumple perfectamente la función de persona integradora de alguien que llega a un mundo distinto y sin conocer a nadie, y rápidamente introduce al Español (como así se le llama en muchas ocasiones al protagonista en la novela) en el mundo del college de la Universidad, ayudándole y brindándole una amistad sincera y compresiva que le es de mucho bien a este protagonista sin nombre.

Todo esto es lo que me ha gustado de la novela-colage de recuerdos/vivencias. ¿Lo que no me ha gustado? Pues que en momentos esos recuerdos se recuerdan, valga la redundancia, de manera muy lenta, y el salto de una vivencia a otra se antoja, a veces, poco claro, lo que requiere mucho esfuerzo por parte del lector y puede hacer que éste se pierda sin saber donde se quedó. Aunque también he de decir que en otros momentos esa lentitud pasa de ser eso, lentitud, a ser tranquilidad. Es decir, que en su conjunto, es una novela muy tranquila, algo que creo absolutamente necesario para poder entender la experiencia allí vivida, porque Oxford, según se nos relata, es una ciudad en la que muchas veces no pasa nada, sitio traquilo en el que por necesidad y coherencia las cosas tendrán que ser relatadas tranquilamente, sin prisas, y así poder comprender todos los sucesos de todas las almas, incluidas las del Español.

En resumen: novela recomendable, pero no imprescindible. Perdonad este comentario tan enrevesado, pero qué quieren, no soy ningún erudito. . . Y para terminar, y como suelo hacer siempre, ahí va un fragmento que me gustó, una buena reflexión sobre el amor:

Siempre me ha parecido un exceso de ingenuidad pensar que nadie -porque nos ama, esto es, porque a solas ha determinado amarnos transitoriamente y luego nos lo ha anunciado- va a comportarse con nosotros de manera distinta de como lo vemos comportarse con los demás, como si nosotros no estuviéramos destinados a ser los demás inmediatamente después de la determinación solitaria y la anunciación de lo otro, como si de hecho no fuéramos siempre también los demás además de nosotros.

8 Comments:

Anonymous Biel said...

Hola!

Muy buenos tus artículos en el blog, iré entrando más amenudo y comentando alguno cuando tenga más tiempo.

Un saludo!

PD.: soy el de mamafunk.somee.com

2/3/07 17:22  
Blogger El Alde said...

Muchas gracias Biel, y muy buenas tus fotos también. Un saludote, te espero por aquí.

4/3/07 17:30  
Blogger La_Musa_Caliope said...

Me gusta tu rincón, volveré para seguir perdiéndome en él, eso sí la próxima vez me traigo el hilo de Ariadna y un reloj de arena ;) Me apunto la recomendación literaria...

5/3/07 16:57  
Blogger Angéline said...

Como te decía en mi blog, poco más podría decir de esta novela, de todo lo que en su día escribí allí sobre ella. Así en la distancia.. Por ejemplo, la construcción de los personajes. Diría que Clair, Cromer, el narrador, incluso Toby Rylands, Will (el portero de la Tayloriana) y Deward el Matarife, son personajes "a medida". Lo que en literatura algunos llaman "crear la biografía", es decir, construir el pasado, forma de ser, de reaccionar, de un personaje aunque luego sólo menciones de pasada ciertas facetas o rasgos. Marías es un maestro también en la descripción del "momento". Uno de ellos podría ser cuando el narrador va a ver a Cromer, y se queda con la mano en el aire, poco antes de llamar a la puerta. Escucha lo que se dice al otro lado y reflexiona.. Para mí la novela es recomendable y si te gusta esa visión milimetrada de los hechos, el detalle, la visión aguda, desmenuzar la conducta, desentrañar el silencio incómodo que amenaza a veces a una tertulia, entonces también sería imprescindible. Reconozco que yo disfruté lo mío con estas almas, me quedaron muy buenos recuerdos. Un beso.

5/3/07 23:35  
Anonymous Motricia said...

También a mi me quedó un buen recuerdo, tanto, que estoy con Negra espalda del tiempo.
Me gustó todo el libro, toda la historia.
Esa librería que cuenta debe ser magnífica si existiera de verdad.
Marias dice que la mayoría de personas creen que en el libro explica su propia vida, que Luisa existe y también el hijo...

6/3/07 13:27  
Blogger El Alde said...

la musa:

Muchas gracias por pasarte y dejar comentario. Me alegra que te guste el blog.

Angéline:

como siempre tus mensajes son increíbles, te recomiendo, si no lo haces ya, que los guardes. Un beso

Motricia:

Ya te echaba yo de menos! Un beso

14/3/07 17:55  
Anonymous Liebre de marzo said...

Ayer me acordé de ti cuando tanto se hablaba de García Marquez y gracias que no olvidaron mencionar que El amor en los tiempos del cólera estás entre los mejores libros de los últimos 25 años.

27/3/07 11:42  
Blogger El Alde said...

Y no me extraña que esté entre ellos. Un saludo

17/4/07 19:31  

Publicar un comentario

<< Home