27 marzo 2007

Quise correr con Conejo, pero tropecé y caí al suelo

Hace unas semanas iniciamos Princesa de Hojalata y Angéline, la dama de las nieves, la lectura compartida del libro "Corre Conejo", de John Updike. He de decir que lo cogí con muchas ganas, era mi primera lectura compartida, y aunque no conocía al autor, me atrajo la idea de leer algo en común con estas dos grandes bloggers.

Pues bien, no lo he conseguido chicas, lo siento. El libro es tremendamente aburrido. La historia se antojaba intersante, algo inédito, pero la narración en tercera persona se me hace poco creíble, demasiados puntos seguidos. Updike quiere hacer entender a Harry "Conejo" Armstrong, su historia y el por qué de su vida, pero, en mi opinión, lo único que hace es dar vueltas en círculo, se pasa páginas y páginas relatando las andanzas del protagonista y te das cuenta de que no ha contado nada. No parecía que estuviera corriendo con Conejo y disfrutando del libro, sino más bien escalando una montaña. Así que decidí dejarlo. En otro tiempo ya veré si le doy una segunda oportunidad. Por ahora me pondré con "Las intermitencias de la muerte" de Saramago, que eso es una apuesta segura.

3 Comments:

Blogger Angéline said...

Hola Alde, siento que no te haya gustado el libro, pero hay tanto por leer que yo no me apuraría. Que Saramago sea una apuesta segura en cambio, me hace sonreir. Me recuerda los tiempos del foro, para mí sería un auténtico castigo tener que leerlo. En cualquier caso, espero que disfrutes tanto con él como yo con John Updike. Discrepo totalmente contigo respecto a "Corre, Conejo" pero quizás sea porque yo primo el cómo por encima del qué. Aún así, diría que el autor lo que hace es asomarse a la vida de su personaje, correr a su lado durante un tiempo concreto, asistir a sus cambios de motivación explicando en qué sentido y a quienes afectan en primer lugar. Es como dirigir un haz de luz a una parte del cuerpo, Updike da la señal para que la acción comience y sus lectores somos también público entre butacas y acompañamos a Harry de acá para allá, vemos con nitidez lo que le concierne durante ese tiempo. Y al pastor y a su mujer. A los padres de Harry y Janice. A Ruth. Al entrenador Tothero. Todas esas sub-historias están hábilmente entrelazadas bajo el escenario donde se mueve Harry. Encuentro el estilo narrativo impecable, muy visual. Y el lirismo de Updike, maravilloso. Un abrazo, y felices vacaciones.

30/3/07 23:28  
Anonymous LIEBRE DE MARZO said...

Que interesante eso de leer libros con alguien. INVITARME POR FAVOR !!!!!!!!!!!

9/4/07 09:35  
Blogger El Alde said...

Angéline:

Simplemente te digo que para gustos se hicieron los colores, jeje. Un beso

Liebre de Marzo:

Ok pues si en algún momento programamos otra lectura compartido contamos contigo. Espero no olvidarme. Un saludo

17/4/07 19:32  

Publicar un comentario

<< Home